A la hora de viajar fuera de la ciudad, es clave planificar nuestro viaje.

La salida debe prepararse con días de anticipación, analizando las rutas a seguir, tener la documentación del vehículo y contemplar la cantidad de pasajeros que irán en nuestro automóvil, que tiene directa relación con el peso que se va a transportar y con el gasto en combustible que contemplará nuestro viaje.
Sigue los siguientes consejos de Alberto escobar, para evitar un problema durante el viaje.
Se debe realizar una revisión de las condiciones mecánicas del vehículo y verificar la regulación de los frenos, el correcto funcionamiento tanto de las luces delanteras como traseras, mantener la presión de los neumáticos según lo que indica el fabricante y realizar el chequeo exhaustivo de los amortiguadores, dirección y de todos los líquidos refrigerantes.
Existen recomendaciones particulares para el conductor como no conducir más de 200 kilómetros seguidos sin detenerse. Es necesario, al menos, por cinco minutos detenerse para estirar las piernas y reactivar la circulación. Hay que evitar conducir cansado o con sensación de estrés y hay que tener mucho cuidado con el consumo de medicamentos, ya que hay una errada creencia de que tomar relajantes musculares son buenos para los kilometrajes largos, pero la verdad es que lo único que va a conseguir es generar una situación de peligro. El consumo de medicamentos inductores del sueño, como antihistamínicos o analgésicos, deben prohibirse en la conducción. Además, siempre es útil probar el auto con viajes cortos para detectar las eventuales fallas y si se va a conducir más de 200 kilómetros, es indispensable contar con un copiloto para enfrentar el cansancio.
Cuando el vehículo esté totalmente cargado, es necesario realizar una prueba. Antes de tomar la carretera, se recomienda dar un par de vueltas antes de emprender el viaje, para ir probando las distancias de frenado o cómo se está comportando el auto. Un vehículo cargado tiene un comportamiento dinámico distinto, es decir, frena y dobla distinto.
Respecto a los consejos en materia de seguridad vial, en trayectos largos es necesario mantener una distancia de al menos 3 segundos en relación al automóvil que le antecede y señalar con antelación las maniobras que realizará para evitar riesgos en el tránsito. Si el conductor no puede ver las ruedas al vehículo que está adelantado, es porque está demasiado pegado a él y debe distanciarse. Además, independiente si es un trayecto corto o largo, siempre se debe usar el cinturón de seguridad y verificar que sus acompañantes también lo utilicen, incluso los del asiento trasero que sólo llega al 3% de su uso en nuestro país.
Es necesario no sobrepasar las velocidades máximas permitidas y lo óptimo es ir a una velocidad de crucero de 90 KLM/H para tener una conducción segura. Además, es importante evitar circular detrás de vehículos pesados, ya que los frenos de aire son doblemente más poderosos que los de los automóviles comunes y corrientes, por lo tanto, esos vehículos de gran tonelaje se detienen en seco.
Siempre se debe estar atento a las condiciones del tránsito, evitar el uso de distractores tecnológicos y es preferible no fijar horarios de llegada para que no se tomen decisiones irresponsables en nuestro traslado. Hay que privilegiar la seguridad del conductor y de todos los ocupantes por sobre el tiempo que nos exigirá trasladarnos hacia nuestro destino final.
Si se va a trasladar bicicletas es importante asegurarse que queden sujetadas con los implementos adecuados, como son las portabicicletas. Se repiten casos en que se caen en medio del viaje, causando peligro para el resto de los conductores. Por lo tanto, para no quitarle espacio al maletero ni bloquear la visión del conductor, estos accesorios son una alternativa segura en la medida que cuenten con luces traseras que no impidan la visión de las luces del vehículo, principalmente la tercera luz de freno. Además, si va a usar un carro de arrastre, nunca se debe exceder los 90 km/h. Estos implementos tienen un comportamiento dinámico absolutamente distinto al de los vehículos.
Cerca del 40% de la carga que se utiliza en viajes no se utiliza y está demás. Es necesario asegurarse de llevar lo justo y necesario, acomodar el peso del equipaje de manera equitativa y por ningún motivo dejar equipaje suelto en el auto, ya que ante cualquier impacto o desaceleración pueden convertirse en un proyectil. Un auto completamente cargado cambia sus parámetros de control. Con la sobrecarga se vuelve inestable ya que cambia su centro de gravedad. Además, nunca se debe usar una frazada o tela con un “pulpo” para estibar la carga en el techo del auto. Lo más probable es que ésta se caiga cuando el vehículo esté en movimiento. Lo más adecuado son las cajas portaequipaje.